Titanium La Portada

25 10 2010

Es una de las más tecnológicas y modernas piezas de ingeniería construidas en Chile y forma parte de un selecto grupo mundial de edificios certificados como proyectos líderes en diseño sustentable de eficiencia energética y medioambiental

Ingeniería.

El edificio se construyó en hormigón armado en base a un núcleo rígido, pórticos perimetrales y losetas pretensadas. En los extremos se ubicaron diagonales metálicas con disipadores de energía, lo que favorece un mejor comportamiento del edificio y disminuir sus deformaciones durante un sismo. Para el desarrollo de este proyecto, Inmobiliaria Titanium fue asesorada por expertos extranjeros con reconocida experiencia en construcción y cálculo de rascacielos y bajo exigentes estándares internacionales, además de todas las normas chilenas en materia de edificación antisísmica. Túnel de viento Titanium La Portada fue sometido a estudios de túnel de viento por la agencia RWDI Anemos, firma consultora de los principales rascacielos del mundo.

Este análisis entregó importantes datos acerca de las solicitaciones estructurales del edificio en caso de vientos extremos, las fachadas más afectadas y las turbulencias que pudiesen producirse a nivel peatonal, helipuerto y terrazas. Todo esto se tradujo en complementos al diseño de la estructura, que permitieron definir una forma aerodinámica más eficiente y segura.Los disipadores de energía son estructuras más económicas y con altos niveles de seguridad y eficiencia durante sismos severos, lo que quedó en evidencia durante el pasado sismo, que afectó a gran parte de Chile, alcanzo en Santiago 8,3 grados, ya que el edificio no sufrió ningún daño estructural.

Disipadores de energía.

Los disipadores de energía permiten construir estructuras en altura más económicas y con altos niveles de seguridad durante sismos severos.La disipación de energía se logra mediante la introducción de dispositivos especiales en una estructura, con el fin de reducir las deformaciones y esfuerzos estructurales sobre ella. Estos dispositivos reducen la demanda de deformación y esfuerzos producidos por un sismo o vientos mediante el aumento del amortiguamiento estructural. Como resultado los esfuerzos inducidos por el sismo en la estructura puede ser hasta un 50% menores que los correspondientes a la estructura sin disipadores.

Modelo de simulación 3D de respuesta de la torre con y sin disipadores de energía.

fuente:  www.titaniumlaportada.cl